Skip to main content

5 errores que debes evitar en tu tienda online

El comercio electrónico está teniendo un gran crecimiento, y por ello muchas personas y empresas se decantan por esta forma de vender sus productos o servicios. Algunos incluso se pasan de un negocio físico a uno online, y otros simplemente complementan sus negocios con nuevas posibilidades.

errores tienda online

Algunos de los errores a evitar en el comercio electrónico son:

  1. No dar la máxima información en la tienda online, ya sea en la descripción del producto, en algunos apartados de la web o en la sección de preguntas frecuentes. Esto puede hacer que el usuario consulte sus dudas o que simplemente no compre.
  2. No responder las consultas en el momento, o simplemente no responderlas. Cuando un cliente está a la espera de una respuesta para decantarse o no por la compra, la inmediatez es clave. E incluso no contestar cuando se sabe que la respuesta no va a llevar a la compra es contraproducente porque la persona recibirá una mala imagen de la empresa de cara a posibles futuras compras que podría llegar a hacer.
  3. No tener un apartado de búsqueda (si es avanzada mucho mejor, pero ésta no se utiliza en la mayoría de las tiendas). Hay muchas personas que buscan algo en concreto y no les gusta navegar por las categorías a ver si lo encuentran.
  4. No contar con más de una forma de pago. Si a alguien no le viene bien o no le interesa esa forma de pago, no compra, mientras que si tuviera otra opción podría acabar comprando.
  5. No crear un vínculo con los clientes. Aunque no lo parezca, muchos clientes no compran en Internet sólo por el precio o por las ofertas sino que lo hacen por más cosas. Por la confianza que le da la tienda, por la posibilidad de comprar en cualquier momento y por el vínculo que crea la empresa con ellos, y no sólo desde la propia tienda online sino también en otros sitios en Internet (redes sociales, foros, etc).

Hay muchos errores que se pueden cometer cuando se tiene una tienda online, unos más graves que otros pero en todos se puede perder clientes. Lo cierto es que hay que aprender de esos mismos errores para evitar cometerlos y conseguir más ventas. Por eso mismo, cada vez más empresas se preocupan por la mejora continua, no sólo preocupándose por innovar sino también por hacer las cosas bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.