Skip to main content

Causas por las que podemos perder ventas en nuestra tienda online

Al crear tienda online decidimos entrar de lleno en la era del comercio digital, con millones de usuarios dispuestos a descubrir artículos inusuales, cotidianos, baratos o lujosos, pero que les hagan sentir la cercanía que el e-commerce proporciona al cliente, al ser consciente que a golpe de “click” dispondrá en su domicilio de todo aquello que desea.

El diseño de tienda online exclusivo y personalizado es la base de todo el entramado del comercio electrónico, si bien por nuestra parte, como gestores del negocio, somos responsables de los resultados económicos que este genere.

perder ventas en tienda online

Abrir nuestra tienda virtual no nos obliga a mostrar la mejor de nuestras sonrisas, pero sí nos compromete a responder de forma rápida las consultas y a aportar soluciones cuando se genera algún tipo de conflicto.  De nuestra capacidad para ser resolutivos depende en gran medida el prestigio que nos creemos en el sector.

Tenemos, por tanto, buen diseño y aptitud de servicio, entonces ¿por qué los clientes no compran? o… ¿por qué terminan devolviendo los productos que adquirieron?. Hay varias posibles causas a estos interrogantes que vamos a intentar analizar a continuación.

1.- Descripciones insuficientes. La compra online impide tocar y percibir las sensaciones que el espacio de venta físico proporciona, por tanto DEBEMOS ser extremadamente explícitos con lo que estamos vendiendo. Hay que incorporar medidas, colores disponibles, las características propias del artículo en cuestión, los usos y aplicaciones, el número de la referencia o nombre por el que lo catalogamos (esto servirá para consultas del cliente y evitará que este pueda dar su propia descripción), una foto ampliada que muestre todos los detalles, etc. Puede ser una labor muy tediosa, sobre todo si se trata de una gran cantidad de referencias distintas, pero necesario si no queremos ver fracasar nuestro proyecto. Con poca información las ganas de comprar se desvanecen.

2.- No brindar la opción de cambio. Si un cliente ve que al adquirir un artículo no hay vuelta atrás sin duda se sentirá limitado a la hora de realizar una compra, salvo que conozca muy mucho el producto y sepa que no se equivocará.

3.- Los productos no están mostrados suficientemente o se integran de forma equivocada. Querer ahorrarnos categorías en nuestra tienda online puede suponer que los usuarios piensen que no trabajamos determinados productos. Pongamos un ejemplo, imagina que regentas un negocio digital de venta de pintura industrial. Si comercializas también compresores y pistolas DEBES incluir estos productos como “Maquinaria específica” y subcategorizar en “compresores” y “pistolas neumáticas” a ambos artículos. Si los incluyes dentro de la categoría “Accesorios” muy probablemente tus visitantes no se interesarán porque creerán que dentro de dicha categoría encontrarán solo brochas o pinceles. Ser meticuloso puede marcar la diferencia entre distinguirte por ser un buen conocedor de tu negocio o un mal profesional del gremio.

No te pierdas el artículo de mañana, donde seguiremos dándote pistas de todo lo básico para mejorar e incrementar tus ventas.