Skip to main content

¿Cómo aprovechar el showrooming en nuestra tienda online?

El mundo del márketing, tanto online como tradicional, se ha plagado en los últimos tiempos de términos procedentes del inglés para categorizar multitud de aspectos nuevos, o no tanto. En algunos casos se utilizan para hablar de prácticas muy antiguas que hasta ahora no habían adquirido una denominación. Es el caso del showrooming, una tendencia que gracias al auge de la tienda online se encuentra cada vez más al alza, y que consiste básicamente en comparar precios entre los negocios físicos y los de Internet.

Se trata de algo que todos hemos hecho, y hacemos sin duda con frecuencia, para tomar decisiones sobre aquello que compramos. ¿Cuántas veces no hemos acudido a una tienda, hemos probado un producto o simplemente anotado su precio, para después comprarlo en una tienda online? Esto que nos resulta tan cotidiano puede ser, sin embargo, un problema serio para los negocios físicos, puesto que se enfrenta a un competidor “virtual”, con mucha más facilidad para ofrecer descuentos, para abaratar determinados gastos o para modificar sus precios de un día para otro. Algunas tiendas veteranas están sufriendo los estragos del showrooming y están viéndose obligadas a modificar sus costumbres y sus condiciones de venta a pasos agigantados para hacerles frente. Existen incluso aplicaciones para el móvil que permiten estas comparativas, facilitando la vida a los consumidores que prefieren investigar antes de comprar… y creando un nuevo quebradero de cabeza a los vendedores tradicionales.

¿Cómo podemos aprovechar el showrooming para el beneficio de nuestra tienda online? Lo primero que debemos hacer es practicarlo nosotros mismos. Recorrer tiendas físicas y comprobar cuáles son los precios de determinados productos, quizás los más demandados; qué clase de descuentos se ofrecen, qué marcas son las más usuales… Todo esto nos ayudará a enfocar el “escaparate” de nuestra tienda online de una manera eficaz, y sobre todo a mantenernos al día. Las redes sociales también pueden ayudarnos a estar al tanto de los precios y descuentos que se ofrecen en las tiendas más populares.

Por otro lado, como hemos comentado, tener una aplicación que ayude a los compradores a comparar precios en su móvil, de manera rápida y más sencilla que hacerlo a ojo, puede ser una opción llamativa para confiar en nuestra tienda online. Y no olvidemos que también debemos practicar el showrooming en nuestro terreno, comparando precios y condiciones con otros negocios de Internet que se sitúen como nuestros competidores directos.