Skip to main content

Convertir nuestra tienda online en líder de su sector

Es la meta deseada, el objetivo de cualquier empresario: conseguir que su negocio, ya estemos hablando de uno físico o de una tienda online, se consolide como líder. Hay muchas estrategias para ello, y no todas sencillas. La mayoría pasan por establecer una correcta planificación de nuestra estrategia de márketing online, confiando ésta a un profesional, y hoy en día también por saber gestionar nuestra presencia y nuestra reputación online (esto último independientemente del tipo de negocio del que hablemos). En suma, se trata de un largo camino en el que debemos armarnos de paciencia.

No debemos olvidarnos, por otro lado, de que el proceso de aprendizaje tiene que ser una constante. El comportamiento de las empresas líderes, sus buenas prácticas, deben ser un ejemplo a seguir. Existen algunas como Google que no dudan en compartir sus experiencias y consejos, y que pueden aplicarse a cualquier tienda online, sea cual sea su ámbito. En una labor de enseñanza, son muchas las que establecen una filosofía de trabajo y la publican a través de Internet o en libros (o las difunden a través de los conocidos gurús). Sabemos que no es oro todo lo que reluce, y hemos de saber separar lo verdaderamente útil de lo que es tan sólo humo, intentos de llamar la atención a la desesperada.

Ya hemos comentado también lo importante que puede ser que nuestra tienda online se establezca en un nicho de mercado y sepa hacerse un hueco en él. Es la manera más común de ascender escalones hasta llegar al ansiado liderazgo. En este caso también es importante que sepamos aprender de otras, fijándonos en lo que se mueve a nivel internacional, por ejemplo, y tomando lo más productivo de cada negocio puntero.

Conforme vayamos creciendo, si conseguimos llegar a esas posiciones de primera fila, nuestra responsabilidad irá in crescendo. Por ejemplo, en el caso de que lleguemos a incorporar otros puestos de mando o empleados a nuestra empresa (un paso lógico en el momento en que comencemos a crecer exponencialmente), la manera en que desarrollemos nuestra identidad como equipo también dirá mucho de nosotros; es lo que se conoce como “employer branding”, es decir, la imagen de marca que creamos como empleadores. Una buena labor de employer branding puede influir muy positivamente en nuestra consideración como líderes y auparnos un paso más para consolidarnos en tan difícil posición.