Skip to main content

Inbound Márketing, ¿en qué consiste?

El proceso de crear una tienda online puede ser largo y costoso, y finalmente reportarnos un resultado muy satisfactorio; pero no sirve de nada si no estamos al tanto de las novedades que se cuecen en el márketing en Internet. El mundo del e-commerce cambia constantemente y se adoptan nuevos términos cada día, en un intento de catalogar las tendencias al alza que surgen de forma vertiginosa. Algunas de ellas son de puro sentido común, como es el caso de la denominación que veremos hoy: inbound márketing.

El opuesto a este término es outbound márketing. Éste viene a significar algo similar a “márketing generado fuera”, y no es otra cosa que la forma tradicional de realizar publicidad y difusión de un producto antes de que Internet existiera. El mundo de la publicidad siempre se ha caracterizado por parapetarse tras un muro y mandar sus mensajes a través de él; una división que los receptores habían asimilado de forma natural, y en cuyo juego entraban sin discusión alguna. Nadie ponía en duda que un anuncio era simplemente un mundo ficticio, y que el juego de sombras y espejos que se nos presentaba en él tenía como finalidad el movernos a consumir el producto determinado.

Pero la llegada de la Red, y de esa forma de participación de los usuarios que se ha dado en llamar 2.0, ha derribado esa muralla. Ahora los productos y servicios están expuestos a nuestro mismo nivel. Y, lo que es más, el término “anuncio” ha adquirido un significado peyorativo y francamente negativo cuando se asocia a una palabra mucho más reciente: “spam”. Queremos que nos informen, que nos convenzan, sí… pero no que nos bombardeen con contenidos hasta la saciedad mientras navegamos.

El inbound márketing supone la asimilación de esta nueva realidad, de las nuevas reglas del juego. Supone basar la difusión, la publicidad y el márketing de una firma en los siguientes aspectos:

-Comunicación interactiva, en dos vías. Feedback del usuario.

-Los clientes son los que llegan hasta el servicio o producto (a través de buscadores, redes sociales, etc.), en lugar de ser el producto el que se esfuerza en llegar a ellos.

Los vendedores deben mostrar su valor de marca de forma clara y diferenciada.

Los vendedores también deben buscar entretener e incluso educar a sus interlocutores.

Las personas tienen ahora el control de la información que reciben, e incluso pueden utilizar sus mismas herramientas. Por eso, es importante que se utilicen éstas para conseguir cercanía: el SEO debe servir para identificar las necesidades reales, cambiantes, de cada perfil; los blogs, podcasts o páginas de fans para establecer conversaciones veraces y en tiempo real; las infografías para poner las estadísticas al alcance de cualquiera… y un largo etcétera.

Como vemos, son técnicas que todos damos por hechas en el mundo del márketing actual. Pero no está de más reflexionar sobre el cambio social que las ha motivado y sobre la nueva realidad de la información que se mueve a nuestro alrededor. Sólo comprendiendo esta base podremos hacer un buen uso de todas las herramientas que se ponen a nuestra disposición.

Fuente imagen: TMR direct.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.