Skip to main content

La planificación y el timing, claves para nuestra tienda online

En cuanto comenzamos a bucear un poco en el mundo del márketing online, nos encontramos con que la profundidad es mucho mayor de lo que habíamos pensado. Una fosa tras otra… y pronto nos daremos cuenta de que montar una tienda online esconde muchísimos aspectos desconocidos; muchos terrenos en los que hay que aprender a moverse rápidamente si somos neófitos en la materia. Ante este panorama y la previsible saturación, no nos queda más remedio que realizar una planificación de tareas de la manera más exhaustiva posible, para evitar morir en el intento.

Incluso aunque contemos con un experto en márketing que nos ayude a poner en pie la estrategia de nuestra tienda online, nunca es un mal ejercicio el realizar una planificación de control de las tareas y los objetivos. Lo básico es ir poniendo metas a corto plazo: pequeños hitos en el camino que vayamos cumpliendo en un plazo determinado. Esto es lo que se conoce como “timing”, utilizando un término muy acertado que hoy ya se ha popularizado. Por una parte, contar con un timing nos ayuda a que las metas no se desdibujen o se pierdan en el horizonte, algo que puede suceder de manera inevitable. Por otra parte, también puede funcionar como motivación. ¿Qué mejor para levantarnos el ánimo cuando las cosas se tuercen o cuando nos topamos con un muro que echar un vistazo a la lista de tareas ya terminadas y ver cuánto hemos avanzado? Igual que cuando corremos una maratón y la meta parece todavía lejana: mirar por encima de nuestro hombro y comprobar dónde hemos dejado la salida nos ayudará a sacar energía.

Internet nos ofrece mil y una herramientas para ayudarnos a gestionar las tareas de nuestra tienda online: Astrid, Todoist, Any.do… son sólo algunos ejemplos gratuitos, aunque siempre podemos confiar en el sencillo y práctica calendario de Google. O echar mano de una clásica libreta de notas, por qué no, o de nuestro smartphone. Si somos personas organizadas, probablemente lo “analógico” siga siendo nuestra primera elección, pero si nos cuesta establecer las prioridades o recordar las tareas es posible que un calendario virtual se convierta en un aliado mucho más útil.

Eso sí, es importante, ya no sólo hablando del ámbito de nuestra tienda online sino de cualquier aspecto de nuestra vida, que sepamos establecer las metas y objetivos de manera realista, razonada. De nada sirve la grandilocuencia si no tenemos el tiempo o los medios adecuados. Planificarnos debidamente nos ayudará a triunfar, y también a conocernos mejor a nosotros mismos: nuestras potencialidades, defectos y fortalezas.