Skip to main content

¿Qué es el comercio electrónico? Segunda parte

Como te comentábamos anteriormente, el comercio electrónico forma parte de nuestras vidas como internautas pero, muchos se preguntan: ¿qué ventajas tiene el comercio electrónico? Las ventajas son múltiples, por eso hoy en día muchos deciden montar su tienda online con el fin de montar su propio negocio. Gracias a estas ventajas podemos entender mejor qué es el comercio electrónico.

Una de las ventajas principales es que es un negocio 100% Uptime. Este tipo de tiendas online está disponible para los compradores las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Es fácil para el vendedor online realizar ventas los 365 días del año ya que este tipo de tiendas no se cierran ni los fines de semana. Esto también implica una acceso global, es decir, todo el mundo puede acceder a una tienda virtual.

Cualquier persona o empresa que tenga conexión a Internet y que busque determinados productos puede acceder fácilmente a cualquier tienda online. Otra ventaja que caracteriza al comercio electrónico es que si se quiere ser verdaderamente competitivo, el tiempo de respuesta del vendedor debe ser lo más rápido posible. Las transacciones suelen realizarse de forma instantánea sin tiempos de respuesta demasiado altos.

Si nos centramos en los costes, está claro que el comercio electrónico permite tener tiendas a gente que, físicamente no podría montar una tienda debido a los altos costes. Pensar en una tienda física con personal, almacenaje, local, etc. puede ser un verdadero problema para un vendedor. Con el e-commerce, el ahorro es verdaderamente importante.

Pero no todo positivo dentro del mundo del comercio electrónico. También existen algunos inconvenientes que se deben tener en cuenta. Hay que tener cuidado con los plazos de expedición. No debemos olvidarnos que un comprador puede acercarse a una tienda física y comprar determinado producto, teniéndolo de forma inmediata entre sus manos.

En las tiendas online, se deben conseguir unos plazos de llegada del producto mínimos, ya que si los plazos son demasiado largos, el cliente preferirá buscarlo en otro sitio. Por otra parte, los productos perecederos no pueden enviarse en plazos de 15 a 30 días, ya puedes imaginar por qué.

Otro de los problemas con el que se encuentra el comercio electrónico es el miedo que muchas veces produce Internet. La seguridad online es un factor crítico que la mayoría de la gente se plantea antes de hacer algún tipo de transacción online. La confianza es imprescindible.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.