Skip to main content

¿Cómo saber si es de fiar una tienda online?

La comodidad es uno de los principales motivos a la hora de adquirir un artículo online, como también lo es, sobre todo en estos tiempos de crisis, ahorrarnos un dinero en su adquisición si conseguimos quitarnos intermediarios en la operación.

Si bien, para poder efectuar de forma segura una satisfactoria y ahorrativa compra online debemos tener presente algunos pequeños consejos.

Un primer y básico punto a tener en cuenta cuando realicemos una compra online es hacernos caso de nuestra intuición a la hora de visitar páginas que nos resulten de confianza, ya sea porque las conozcamos con anterioridad o porque por otros medios publicitarios sepamos de su existencia. Desconfía de páginas que te resulten engañosas o poco claras (“que no te den gato por liebre”).

Respecto a los datos personales que facilitamos debemos tener muy en cuenta los derechos y políticas de privacidad que se establecen respecto a ellos. También tendremos que estar muy atentos a las contraseñas que se nos solicitan, respetando unas básicas medidas de seguridad a la hora de establecerlas, tales como que las mismas no sean otras que ya dispongamos para banca, o cuentas de correo electrónico.

A la hora de elegir el producto debemos tener muy presente las ofertas activas, los precios finales y demás características que puedan alterar lo que realmente tengamos que pagar por la compra. En este punto deberíamos también comprobar las responsabilidades que tiene esta tienda respecto a todo lo relacionado con la compra online (fechas entrega, devoluciones, etcétera) para no llevarnos desagradables sorpresas.

Cuando nos dispongamos a formalizar el pago debemos tener la certeza de que se realiza a través de una conexión segura (https://), usando protocolos SSL (protocolo de capa de conexión segura). Debemos mantener unas medidas básicas de seguridad, como comprobar que no se almacene datos de nuestras tarjetas bancarias, o guardar copias de los justificantes de los pagos realizados.

A la hora del envío y recepción del producto adquirido tendríamos que tener en todo momento un control del seguimiento de nuestro producto, con información detallada de la fase en la que se encuentra el pedido (en elaboración, enviado, etcétera). También es importante una exhaustiva comprobación del mismo en la recepción ante posibles devoluciones.

Todos estos pequeños, pero a la vez importantes consejos nos asegurarán disfrutar de las ventajas de la compra a través de Internet, ya que por el hecho de encontrar mejores ofertas en la web no implica que el resultado final sea lo satisfactorio que deseamos si no tenemos presentes estos pasos.

Y ante todo recuerda siempre que si un producto cuesta mucho menos de lo habitual, lo mejor será andarse con cuidado y no fiarse de esa tienda online.