Skip to main content

4 de cada 10 españoles hacen compras online

El comprar por Internet cada vez muestra menos reticencias por parte de los españoles, o al menos eso refleja el estudio que ha realizado Deloitte, y es que cuatro de cada diez se puede decir que, de una manera habitual, efectúan sus compras a través de la Red.

Este estudio elaborado por Deloitte, reveló que hasta un 9% de los encuestados tendrían previsto realizar sus compras de Navidad mediante Internet, y que el 31% de los encuestados afirmaron que usaban Internet tanto como las tiendas físicas.

Es más que evidente que datos así reflejan como el comercio electrónico ha dejado de estar en España en una fase de aclimatación y de mirarlo con ciertas dudas, para pasar a una fase de continuo movimiento de compras, en pocas palabras, el comercio electrónico está creciendo mucho en España.

Datos que reflejan este auge son los siguientes: en el año 2.010, el comercio electrónico ha experimentado un aumento de hasta un 26%, pero es que desde el año 2.001 hasta el 2.010 el volumen de negocio se incrementó desde 127 millones hasta 7.317.

Sin embargo, aunque el comercio electrónico en España va en continua progresión, los impedimentos que tiene y hacen que todavía no pegue el boom definitivo son los siguientes: la escasa flexibilidad en el horario de reparto de los productos que se compran; las dificultades que se pueden plantear en el caso de que el producto comprado no sea del agrado del usuario y quiera descambiarlo; viniera con defectos, o la talla no es la más idónea.

Aunque los impedimentos son importantes, son más los “pros” que ofrece el comercio electrónico que “contras”, y es que según el estudio que ha hecho Deloitte, los encuestados consideran entre las ventajas que ofrece el comercio electrónico las siguientes: posibilidad de comprar en cualquier momento (59%); el ahorro de tiempo (56%), facilidad para poder comparar precios (47%) y que sean los más ajustados (43%). Entre los inconvenientes destacan la dificultad que hay para poder cambiar los productos (79%), no disponer de asesoramiento (69%), y que no es lo mismo disfrutar de la experiencia de la compra en la tienda física, que en la tienda online (59%).

Un aspecto que el estudio también refleja es la importancia que cada vez están adquiriendo las redes sociales como foro de intercambio de opiniones de usuarios y que está haciendo que nos decantemos más por Internet para hacer las compras.

Datos como los que este estudio muestra debe ser una gran motivación para los que quieren crear tienda online, y es que el comercio electrónico ya hace tiempo que dejó de ser visto como un bicho raro, para ser contemplado como una posibilidad, una realidad que está en la Red para hacer uso de él.