Skip to main content

Cómo describir adecuadamente tus productos

Para que los productos de nuestra tienda online resulten llamativos, no basta con poner fotografías a gran resolución y copiar sus características técnicas de manera exhaustiva, aunque éstos sean aspectos imprescindibles. Es muy importante saber cómo describirlos de manera que resulten atrayentes a quien posa la vista sobre ellos. Y es que no debemos olvidar que muchas de las premisas que han regido el comercio tradicional a lo largo de los siglos también funcionan de la misma manera en el terreno online. Una de las más importantes, por supuesto, es la de saber captar la atención de los posibles clientes con lenguaje comercial y publicitario.

En Internet contamos con otro añadido, claro está, y es que también hay que saber captar la atención de los robots de búsqueda de Google. De nuestras descripciones dependerá, en gran medida, que nos indexen adecuadamente en Google y sepamos ir escalando posiciones hasta llegar a una ventajosa. No obstante, no debemos caer en el error de llenar nuestros textos de palabras clave, lo que se conoce como “keyword stuffing” en términos específicos de SEO. Esto puede conllevar el efecto contrario al que buscamos: por parte de Google nos pueden penalizar, y por parte de los visitantes “humanos” dará como resultado una sensación artificiosa que nos puede restar fácilmente credibilidad.

Lo idóneo es conseguir un término medio, como sucede con todo. Debemos intentar que las descripciones de nuestros productos sean lo más exactas posibles. Incluso aunque tengamos varios que sean muy parecidos o idénticos, hemos de esforzarnos por elaborar un texto que les haga parecer únicos. De esta manera, además, favoreceremos en nuestra tienda online el que los usuarios busquen y comparen. Si todo parece igual, el interés por navegar a través del catálogo se diluirá fácilmente.

Sin embargo, también tenemos que pensar con “mentalidad de buscador”. ¿De qué manera introducen las búsquedas los internautas para un producto determinado? Google Analytics puede ayudarnos en esto (es una herramienta indispensable para gestionar cualquier página, y más aún nuestra tienda online). Una vez hayamos localizado las palabras clave idóneas, tenemos que saber insertarlas en el texto para que resulten naturales, coherentes con el idioma (no hay nada más desagradable que encontrarse con “patadas al diccionario” en una frase con el objeto de hacer encajar una palabra sea como sea) y amigables para los robots de búsqueda. Si no tenemos tiempo o la tarea nos resulta complicada, siempre podemos contratar a un generador de contenidos o blogger profesional para que se encargue de ello.