Skip to main content

Consejos para que tus ofertas funcionen

Una tienda online ha de poder comercializar de forma constante sus productos, sin embargo, para algunos sectores, las ofertas son muy necesarias porque la rotación de sus productos es constante y la variación en su catálogo su tónica habitual.  Sea este o no tu caso, inevitablemente tendrás que plantearte el hecho de lanzar algunas rebajas en determinados artículos ya que las ofertas en una tienda online suelen ser uno de los mayores reclamos para sus clientes.

Hacer ofertas, sí, pero sabiendo emplearlas bien, porque en caso contrario te aseguramos que no tendrán el efecto deseado.Vamos a darte algunos consejos sobre el modo de conseguir que tus ofertas funcionen.

Siempre alertamos que cada tienda online obtiene una respuesta de sus clientes, por lo que nuestros consejos deben ser tomados como una base de lo que en la generalidad suele funcionar y que probablemente tú tendrás que seguir haciendo algunas ligeras variaciones.

Al crear tienda online has de tener muy bien definido el sector al que te dedicarás y como conocedor de tu negocio sabrás que hay momentos decisivos en los que te juegas prácticamente la facturación anual.  Las tiendas online de electrónica, perfumería, joyería o juguetes, por ejemplo, tienen en la campaña de navidad a su principal baza para vender, y mucho. A pesar de que nos pueda parecer una decisión acertada, porque así nos “quitamos de encima” la mercancía antigua dejando paso a los productos nuevos, NO podemos comenzar un periodo de rebajas justo antes de nuestra campaña más importante porque, muy probablemente, los clientes sabrán ser previsores y harán las compras mucho antes para evitar gastar de más llegado el momento.

Por otro lado, para que tus ofertas funcionen no solo han de estar muy bien explicadas y definidas (en qué referencias exactamente o a partir de qué importe de compra, por ejemplo), sino que deben existir durante un rango determinado de fechas. Algo con una naturaleza efímera, sobre todo en lo que ventaja económica se refiere, se convierte en algo más atractivo.  Si, además, la oferta la haces extensiva a un determinado número de artículos, entonces la necesidad, las prisas por comprarlo, aumentarán.

La primera fórmula funciona siempre, por ejemplo: “oferta válida desde el día x a x del año xxxx”. La segunda se emplea como refuerzo de la primera con muy buenos resultados la mayoría de las veces, por no decir todas las veces. Te ponemos otro ejemplo: “oferta válida solo para las primeras 100 unidades”.

Sabemos también que muchas tiendas emplean el consabido “dado el éxito alcanzado ampliamos nuestra oferta por x días más”. Esta fórmula puede servirte, pero no debes abusar de ella, porque los clientes se acostumbrarán a esas prórrogas habituales y no tendrán impaciencia alguna por comprar, perdiendo todo su poder de atracción.