Skip to main content

Estrategias comerciales para mejorar las ventas

En la vida hay que ser ingeniosos, algo avispados y tener ciertas dosis de arrojo para que las casualidades se nos conviertan en oportunidades. Un comerciante sabe bien que cada día que pasa se convierte en un obstáculo que debe salvar para conseguir mantener a flote su negocio.

Crear tienda online, como sabemos, no significa únicamente realizar un diseño muy atractivo, saber integrar mensajes muy atrayentes, ofertas irresistibles y servir los pedidos en un plazo mínimo de tiempo. El e-commerce también exige poner en marcha iniciativas para agradar a nuestra clientela y dar pequeños “empujoncitos” a esas compras indecisas que sin nuestra vigilancia probablemente no se materializarían.

Si te has preguntado alguna vez el modo de sacar de la chistera algún pequeño truco para que tus consumidores no solo sepan ver tu implicación sino que se unan a tu proyecto, aquí van algunos consejos para que nada se escape y puedas tener recursos siempre a mano. Además de los consejos que nosotros te demos nunca olvides que cada tienda online genera unas necesidades específicas, no está de más ver en qué modo puedes, partiendo de lo que te decimos, optimizar tus ventas.

Sustituir referencias por otras. Esta estrategia forma parte de una buena atención a tus clientes. Imagina que te han hecho un pedido de mercancía que no posees. La opción más cómoda sería no servir directamente ese producto. ¿Has probado a llamar a tu cliente y ofrecerle un producto de similares características, ponderando sus virtudes y argumentando que seguirá gozando de las mismas prestaciones si lo compra?. Piénsalo bien, ya que si el cliente tenía una necesidad tienes medio camino andado, tan solo te quedaría cerrar la venta.  Echa mano de tus buenas dotes como comerciante y ofrece un servicio acorde a la calidad de tu tienda.

– Acuérdate de tus clientes “dormidos”. Si tienes un buen control de tu fichero de clientes puedes hacer un seguimiento y tener bien en cuenta a aquellos que llevan un tiempo sin realizar un pedido. Si estos clientes eran habituales y por cualquier circunstancia han interrumpido su relación comercial contigo dirígete a ellos y ofréceles una oferta que les atraiga, muéstrales las novedades de tu catálogo, recuérdales las nuevas promociones y ventajas que has incorporado recientemente y recuérdales que son excelentes clientes de los que te has acordado, hazles sentir importantes.

Incentiva a clientes que te recomienden. Crea una promoción especial para aquellos clientes que hablen bien de ti y te envíen nuevas visitas al sitio que se conviertan en ventas. Puedes crear una cadena de descuentos en la que saldrás ganando nuevos clientes y agradeciendo la deferencia de los ya habituales.