Skip to main content

Las promociones en tiendas online también favorecen a las físicas

Aunque crear una tienda online es una de las opciones que eligen muchas personas hoy en día para convertirse en emprendedores, lo cierto es que otra de las utilidades es la de “modernizarse” y reinventarse, trasladando una tienda física al siempre fértil terreno de Internet. En estos casos, es importante favorecer la sinergia entre ambas. No hay que descuidar una tienda online y dejar que se convierta en un mero escaparate virtual, ni tampoco convertirla en un servicio totalmente desligado de nuestro comercio físico.

Una de las muchas posibilidades que tenemos para potenciar el diálogo entre tienda online y tienda física es el de las promociones. Muchas veces podemos caer en el error de pensar que los descuentos u ofertas que ofrezcamos en una no tienen cabida en la otra, y nada más lejos de la realidad. Antes bien, podemos utilizar unas y otras de manera complementaria: un ejemplo sencillo es el de regalar vales para nuestra tienda online a las personas que acudan a nuestro negocio, o bien, al contrario, proporcionar cupones de descuento en Internet para la tienda física. Ya hemos comentado, en otra ocasión, cómo los cupones descuento se han convertido en una tendencia al alza y con muy diversas posibilidades, a cual más llamativa. Podemos tomar ideas de otras muchas tiendas o de servicios como el archiconocido Groupon, o bien dar rienda suelta a nuestra creatividad.

El comportamiento de los usuarios no es tan lineal como cabría pensar. De hecho, se han realizado estudios que confirman la tendencia que tienen muchas personas a dirigirse a las tiendas físicas después de haber pasado por las virtuales, y viceversa, aunque es obvio que hoy en día, sobre todo en fechas como la Navidad, que el comercio online empieza a cobrar mucha más relevancia. Sin embargo, no por ello se pierde el interés en visitar “a pie” las tiendas, especialmente cuanto hablamos de productos de ropa o calzado.

Según las encuestas más recientes, hasta el 60% de los compradores que han ido a una tienda física en los últimos meses admite que lo ha hecho después de haber consultado promociones en la tienda online, o haber recibido un correo promocional. El hecho de poder preguntar de viva voz a  un dependiente, o las facilidades que se ofrecen en caso de tener que cambiar un producto son algunas de las ventajas que refieren y que les hacen preferir las compras más “tradicionales” a las virtuales.