Skip to main content
que-es-el-t-commerce

¿Qué es el T-commerce?

La nueva televisión interactiva con tecnología ‘Hbb tv’ trae consigo un flamante modelo de publicidad, el T-commerce, que implica que todo lo que aparece en pantalla puede ser vendido a tiempo real. Se trata de usar la televisión como un punto de venta rápido, sencillo y rápido.

Internet ya está en la mayor parte de los hogares, y las opciones que brinda el E-commerce pueden ser explotadas muy bien a través del televisor, que todavía hoy en día sigue  siendo el centro de la casa y que tiene todo el potencial para convertirse en un gran centro comercial. El T-commerce  puede vivir una época dorada en los próximos años.

El T-commerce implica que, merece a la interconectividad, el usuario tiene la opción de adquirir lo que está apareciendo en  la pantalla de televisión, ya sea a través de un anuncio convencional o incluso dentro de un programa de televisión. Varios recientes estudios aseguran que el 25% de los usuarios, después de ver un anuncio de televisión, buscan información adicional del producto. Ello abre las puertas totalmente el T-commerce.

La televisión social es ya un hecho, y el usuario multipantalla ha conseguido salvar el obstáculo que supone un televisor sin conexión a Internet. La Smart Tv cobra cada vez más fuerza en los hogares  y, cuando llegue a todos ellos, existirá una ventana de autoservicio por la que comprar cualquier cosa que uno quiera mientras se ve la televisión sentado en el sillón. Así,  el e T-commerce, es la auténtica teletienda.

La tecnología que permite el  T-commerce es la ‘Hbb tv’ y es una manera  de que el formato de publicidad clásico, a través de una cortinilla de anuncios sucesivos, no muera con la nueva televisión. Así, usando  el mando a distancia durante los anuncios se puede ir la web del producto, dar toda clase de información adicional e incluso ofrecer descuentos especiales que provoque que el usuario quiera comprar le producto. De este modo, si un canal es capaz de ofrecer descuentos exclusivos y comercio interactivo durante su franja de publicidad, esta se revalorizaría sobremanera.

Por lo tanto, la televisión es un objeto mucho más popular que un ordenador ya que son muy pocas las personas que no cuentan con uno en sus casas. Además, su funcionamiento es mucho más sencillo y está demostrado que las personas pasan más tiempo frente a la pantalla de la TV que en la de un ordenador. Por ello, el T-Commerce abre una nueva vía a la televisión. Sus posibilidades son ilimitadas. Desde ella se podrá comprar productos de todo tipo, hacer reservas de viajes, pedir comida a domicilio, comprar entradas para un concierto, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.