Skip to main content

Cómo conseguir retuits en Twitter para nuestra tienda online

Siempre se ha dicho que Facebook es la red social por excelencia que debe manejar una tienda online, teniendo en cuenta que nos permite crear una página de fan y conseguir el contacto directo con los compradores a través de ella. Sin embargo, no hay que subestimar el potencial de Twitter. Aunque nos permita menos margen para escribir a causa de su limitación de caracteres, su carácter de inmediatez lo convierte en una herramienta muy poderosa para llamar la atención rápidamente. Bien empleada, puede ser una red social incluso más importante que Facebook a la hora de conseguir visitas.

Un mecanismo muy eficaz, casi imprescindible, para cualquier tienda online que quiera conseguir visitas gracias a Twitter es el de conseguir retuits, o lo que es lo mismo, que otros usuarios compartan los tuits que escribimos. Muchas personas confunden este hecho con el de hacer spam y solicitar retuits de forma indiscriminada y constante; si hacemos esto, lo más probable es que consigamos justo el efecto contrario, el rechazo y probablemente la pérdida de seguidores. Al igual que sucede cuando creamos contenidos para el blog de nuestra tienda online, por ejemplo, lo importante es que nuestros tuits aporten interés y merezcan ser compartidos. Para ello, es fundamental que estemos al tanto de las novedades de nuestro sector y hablemos de ella con conocimiento y originalidad, sin limitarnos a copiar y pegar.

Nuestros usuarios y su capacidad de difusión también son otro aspecto que hemos de tener en cuenta. Los llamados “grandes influenciadores” pueden sernos de mucha utilidad, si conseguimos captar su atención (algo no siempre fácil, precisamente por ser “objeto de deseo” de numerosos tuiteros en este mismo aspecto). Como tienda online, debemos prestar atención a nuestros seguidores, a las quejas o alabanzas que nos lancen a través de esta red social, y saber contestar tanto a unas como a otras de manera adecuada. Si mostramos feedback e interés de este modo, conseguiremos ir labrándonos poco a poco una buena reputación e imagen de marca.

Por supuesto, no podemos obviar las fluctuaciones de Twitter a lo largo del día. Siempre hay horas más adecuadas que otras para tuitear o para hacer retuits. Existen numerosas herramientas web que nos ayudan a medir el comportamiento y los hábitos de nuestros seguidores, así como de determinados tags o categorías. Es muy importante que sepamos aprovechar los momentos del día de mayor difusión o presencia; en caso contrario, nuestros tuits pueden caer en el vacío, por muy interesante que resulte su contenido.