Skip to main content

Cómo evitar el contenido duplicado

Es de sobras sabido que contar con un blog en nuestra tienda online nos reportará un grado de interés para atraer visitas:  nos dará ese punto de actualidad y de feedback que necesitamos para parecer una tienda viva, no sólo un mero escaparate en Internet de nuestros productos o servicios. Sin embargo, llenar nuestro blog de contenido interesante no siempre es fácil. Podemos caer en el error de copiar de otras webs, o incluso, si hacemos el esfuerzo de aportar textos de calidad, que sean otras páginas las que nos plagien. Tanto un caso como otro pueden ser bastante perjudiciales para nosotros.

Tenemos numerosas herramientas que nos pueden ayudar a detectar si otra página ha copiado nuestro contenido. Muchas veces esto no será fácil de descubrir, sobre todo si nos movemos en un sector muy amplio; la única manera será ir visitando cada día las páginas que hagan la competencia a nuestra tienda online y asegurarnos de que no nos duplican. También existen páginas como copyscape.com, gratuitas, en las que no tenemos más que insertar el contenido que queremos verificar y nos comprobará si está colgado en dos sitios en Internet. Una manera sencilla y rápida de detectar a los “plagiadores profesionales”, que también se ha extendido, por ejemplo, al ámbito académico, donde el mito de sacar los trabajos de la Red ya ha dejado de ser una panacea.

¿Y qué hemos de hacer si constatamos que el contenido de nuestra tienda online se ha copiado? Tenemos dos opciones: hablarlo directamente con el encargado de la página y solicitarle que retire el contenido o lo cambie, o bien, el método más expeditivo, comunicarlo directamente a Google. El algoritmo del buscador penaliza seriamente los plagios, pero siempre tenemos la opción, a través de las webmasters tools que pone a nuestra disposición, de enviarle una solicitud informando del problema, para que sea ella quien solicite la retirada.

El contenido original puede sernos muy beneficioso a nivel de indexación, y como hemos comentado, es más que probable que termine fidelizando a los usuarios que buscan profundizar algo más en una tienda online, no sólo comprar y abandonarla. No debemos olvidarnos nunca de la importancia de combinar un texto ameno con las palabras clave, algo de lo que ya hemos hablado, así como el hecho de describir nuestros productos de una manera que combine la precisión con la originalidad y la frescura. Hay que pensar que nuestra tienda online es como un gran jardín, cuyos setos y plantas tenemos que podar y mimar, cada uno a su manera, para que aporten el colorido adecuado.