Skip to main content

El arte del comercio online: lo bueno, si breve, dos veces bueno

A la hora de crear una tienda on line, resulta fundamental dominar las formas de expresión más eficaces para el entorno en el que nos vamos a mover y que, huelga decir, poco tienen que ver con las que suelen emplearse en los medios de comunicación tradicionales. Igual que no se pueden vender productos dietéticos sin poseer amplios conocimientos sobre el mundo de la nutrición, tampoco se podrá vender por Internet sin dominar previamente el lenguaje en línea.

stockxpertcom_id473807_size1

Crear una tienda on line no consiste en situar una serie de productos en una página web y plasmar junto a cada uno de ellos el clásico folleto impreso utilizado en las tiendas físicas, sino que se precisa de un lenguaje específico, cuyas principales características deben ser las que a continuación se enumeran:

  • Claridad: El mensaje debe estar redactado de tal forma que al consumidor no le quede ninguna pregunta en el tintero, salvo, a lo sumo, “¿Cuándo me llegará el producto?”. Hay que tener en cuenta que cualquier imprecisión llevará inmediatamente al internauta a buscar otras tiendas virtuales on line, ya que usted no está presente para resolver sus posibles dudas como sí ocurre en las tiendas físicas.
  • Precisión: Hay que decir exactamente lo que se quiere decir y no otra cosa. Asimismo, no deben cometerse errores ortográficos, gramaticales o de puntuación, pues de lo contrario la confianza de los consumidores hacia su tienda virtual descenderá notablemente.
  • Economía: En el ciberespacio partimos de una premisa muy clara: el tiempo cuesta dinero. Si el consumidor se siente atraído por la información que aparece en su web, deseará leerla en el menor tiempo posible. Y esta característica no sólo hace referencia a la publicidad de sus productos o servicios, sino a toda la información contenida en el portal. En definitiva, al crear su tienda on line debe tener en cuenta que todo debería estar diseñado de tal manera que la mayor información posible esté concentrada en el mínimo espacio.
  • Imagine que tiene al cliente delante de usted: Los anuncios que envíe por correo electrónico no deben estar redactados en un lenguaje plural, ya que usted se dirige a una persona individual. Por ejemplo, es preferible encabezar un comunicado publicitario con un “Usted ya puede disfrutar de…”, que con un “Nuestros clientes ya pueden disfrutar de..”. Esta cualidad es si cabe más importante cuando se esté respondiendo a cualquier duda o sugerencia de un cliente; aunque suene a tópico, su respuesta debe hacer que esta persona se sienta importante, que sepa que su opinión se tiene muy en cuenta.

Por todo ello, antes de empezar a vender por Internet es conveniente que el futuro emprendedor cultive sus habilidades literarias e intente conocer la eficacia de sus mensajes antes de comenzar a publicar en línea. Y si la escritura no es su fuerte, no se preocupe, siempre habrá alguien que pueda ayudarle a crear su tienda on line.