Skip to main content

El ‘cerebro’ de nuestro negocio

base de datos

En los negocios clásicos siempre ha existido el clásico despacho, más o menos organizado, formado por cientos de carpetas, ficheros y otros papeles en los que el empresario de turno guardaba toda la información relacionada con su empresa.

Pero los tiempos evolucionan y en el ámbito del comercio electrónico se manejan cantidades de información de dimensiones mucho mayores, que en raras ocasiones se encuentra registrada en papel o cualquier otro soporte físico, por lo que una buena organización se erige en pieza clave a la hora de poder gestionar nuestro negocio.

El papeleo virtual

En el universo virtual, la información de un negocio no se guarda en junglas de carpetas, sino en bases de datos, unos sistemas que hacen que organizar, almacenar y acceder a los datos de nuestra tienda virtual online sea mucho más sencillo. Las bases de datos se componen de registros, que a su vez contienen un número determinado de piezas de datos.

Centrándonos en el ámbito de la venta por Internet, un registro típico en la base de datos del catálogo de un producto estaría formado por diversos campos en los que se señalaría el nombre del producto, el precio y otros apartados relacionados con dicho bien.

Tipos de bases de datos

Existen dos tipos de bases de datos en función de los elementos que las integran:

  • Bases de datos de archivo plano: Los grupos de registros de una base de datos reciben el nombre de ‘tablas’. En este sentido, una base de datos de archivo plano es aquélla formada por una sola tabla en la que se encuentran recogidos todos los datos de nuestra tienda virtual online.
  • Bases de datos relacionales: Este tipo de sistemas incluyen múltiples tablas cuyo contenido puede compartirse. Son sistemas más complejos, orientados a la gestión de grandes cantidades de información.

La importancia de las bases de datos

Gracias a la enorme cantidad de aplicaciones tecnológicas existentes en la actualidad, podemos hacer de nuestra base de datos la pieza clave de nuestra tienda virtual online.

Por ejemplo, todos los datos proporcionados por nuestros clientes, sus correos electrónicos o su participación en encuestas podrán almacenarse en una base de datos. Después, esos datos podrán ser ordenados, indexados o clasificados para ofrecer informes que detallen quién está visitando nuestra tienda virtual o quién está comprando desde nuestro catálogo de productos o servicios.

Asimismo, existe la posibilidad de extraer información de nuestra base de datos a través de ‘scripts’, para después ubicarla directamente en nuestro sitio web.

Éstas y otras opciones pueden resultar muy complejas a simple vista, pero en pocas semanas cualquiera que se empeñe podrá convertirse en un auténtico especialista en la gestión de bases de datos, una herramienta esencial para que toda la información generada por nuestra tienda virtual online se encuentre al alcance de un simple ‘clic’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.