Skip to main content

¿Están preparadas las pymes españolas para el comercio online?

Si procedemos del terreno del comercio tradicional y nos hemos decidido a montar nuestra tienda online, probablemente hemos estudiado el sector y hemos considerado todos los pros y los contras que podemos hallar. Las ventajas, desde luego, son considerables, y teniendo en cuenta cómo han cambiado los hábitos de consumo en los últimos años es casi una obligación, si podemos permitírnoslo. Sin embargo, no podemos considerar que se trate de una opinión extendida como debería entre las pymes, al menos en España. Así lo ha revelado el informe que ha salido a la luz recientemente, llevado a cabo por la empresa Plenummedia. Con el nombre Barómetro sobre la digitalización de la Pyme, demuestra que en nuestro país todavía queda un largo camino por recorrer para conseguir que las empresas se adapten a los requisitos del nuevo escenario del e-commerce. 

La página web corporativa es algo prácticamente unánime: el estudio nos indica que un 95% de las empresas consultadas poseen una, e incluso cuentan con una persona dedicada específicamente al tema del posicionamiento en buscadores. Sin embargo, esto no significa que sepan sacarle todo el rendimiento como tienda online. No todas conocen la manera adecuada de llevar a cabo una estrategia de márketing online ni la aprovechan como es debido, dedicándole el tiempo y el esfuerzo económico necesario. El 45% reconoce esto último: que no conoce el uso adecuado de las herramientas de posicionamiento y por tanto no le presta la atención diaria que exigen para dar resultados.

En cuanto a la publicidad en buscadores de la tienda online, las pymes sólo la aprovechan en un 10%, según el estudio, siendo éste uno de los mecanismos básicos y que puede generar beneficios de forma más rápida. En perspectiva, de cada diez empresas consultadas sólo tres indican vender por Internet asiduamente. Eso sí, todas ellas destacan lo importante que había sido este paso: un 68%, de hecho, afirma que sus ventas han aumentado notablemente desde que se pasaron a este terreno.

La formación y la difusión referente al e-commerce es clave, podemos extraer como conclusión; pero también el contratar a profesionales especializados que conozcan de primera mano el escenario actual y puedan aprovecharlo de forma consecuente, adaptando las herramientas a cada sector concreto. No hay que lanzarse sin más a este océano tan cambiante y revuelto, pero tampoco observarlo desde la orilla con temor. No al menos en los tiempos que corren.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.