Skip to main content

Los consumidores prefieren la rapidez en las tiendas online

Con la llegada de la Navidad, llega también el momento, como cada año, de analizar cuáles son las tendencias que mostrarán los consumidores. No es noticia ya para nadie que el comercio online sigue creciendo exponencialmente; los compradores prefieren la comodidad que brinda una tienda online que el tener que salir a recorrer mil y un comercios abarrotados de gente. Tiendas tan populares y fiables como Amazon o Play.com (esta última es una de las más conocidas en cuanto a productos tecnológicos) llevan ya varias semanas ofreciéndonos descuentos y promociones especiales de cara a las fiestas.

Una reciente encuesta llevada a cabo entre usuarios de tienda online de Alemania, Francia y Reino Unido (sin duda los tres países que menos acusarán la crisis, al menos en Europa, durante esta Navidad) nos muestra que hasta el cincuenta y cinco por ciento de las personas que reconocen hacer compras en estas fechas prefieren el medio online. Como media, se estima que pueden llegar a pasarse hasta cuarenta y dos minutos haciendo “online shopping” al día. Sin embargo, uno de los datos más interesantes que nos arroja la encuesta es que un cincuenta y siete por ciento de los compradores ha llegado a cancelar un pedido en una tienda online excesivamente lenta. Los alemanes se revelan como los más impacientes, estando en segundo lugar los británicos y en tercero los franceses.

La encuesta va incluso más allá: entre un sesenta y un sesenta y nueve por ciento de los compradores aporta feedback negativo de una tienda online que no sea suficientemente rápida, y evitará volver a visitarla en un futuro. Esto nos hace ver, sin duda alguna, uno de los valores en los que tenemos que centrar la programación web de nuestra tienda online. Si  notamos que nuestro diseño, por muy orgullosos que estemos de él, ralentiza en exceso la respuesta de la página, sobre todo a la hora de finalizar las compras, más vale que empecemos a pensar en otro.

Los pop-ups pueden ser un elemento que influya en la lentitud de una página, sobre todo para personas que los tengan bloqueados por defecto o con ordenadores no demasiado rápidos de por sí. Haremos bien en evitarlos en nuestra tienda online. Tanto el proceso de búsqueda como el checkout final deben ser intuitivos y rápidos. Esto no tiene por qué estar reñido con un diseño atractivo. Es importante dedicar las horas que hagan falta a encontrar este equilibrio.