Skip to main content

Micronichos como una forma rentable de vender por internet

En un entorno cada vez más competitivo, encontrar un nuevo producto o servicio para vender es cada vez más complicado, por eso muchas personas han decidido hacer un micronicho en lugar de una tienda online donde vender “un poco de todo”.

Adentrarse en un nicho que ha sido explotado ya por otros supone tener que competir, saber diferenciarse, ofrecer algo a mayores y trabajar mucho en la promoción y posicionamiento web sin perder de vista la calidad del sitio. Muchas tiendas online se abren camino en un nicho que conocen bien, o que les parece rentable, porque casi todas lo hacen. Sin embargo, existen otras posibilidades: los micronichos (con una web o una tienda donde se vende un solo producto o varios productos de un mismo micronicho). Un buen ejemplo sería: un nicho es vender caramelos por internet, un micronicho es vender caramelos de regaliz.

Los micronichos son nichos dentro de un nicho. Son mercados no explorados, o no explorados lo suficiente. Quien se adentra en un micronicho busca resolver necesidades no cubiertas, pero también debe tener en cuenta que debe llegar a un mercado objetivo lo suficientemente grande para ser rentable. Un micronicho basado en algo que interesa a diez personas no es rentable, no merece la pena, aunque se pueda vender el producto a un precio elevado.

Puede que lo más complicado de todo sea dar con el micronicho ideal, y por ello hay que dedicar el tiempo que sea necesario a su selección. Hay que elegir algo que pueda necesitarse por las suficientes personas, una necesidad no satisfecha, que sea rentable y en un sector que motive a la persona que inicia el negocio. Debe haber un correcto equilibrio entre el gusto por el negocio y la rentabilidad, porque sólo así se puede conseguir el máximo en lo que se hace. No es sencillo, lo sabemos, y precisamente esta es una de las razones por las que hay tan pocas personas que se dedican a esto. Eso sí, hay que apresurarse, porque en cualquier momento pueden aparecer nuevas personas con la misma idea.

¿Merece la pena crear un negocio basado en un micronicho? Indudablemente sí, pero hay que dar con el micronicho ideal y hacer un buen plan de negocio que cuente con un estudio de mercado eficaz, porque sólo así se puede garantizar en cierta medida el negocio. Además, hay que preocuparse por todos los aspectos como cualquier otra tienda online: elegir el producto o productos, elegir el proveedor, negociar precios, crear la tienda, hacer marketing, hacer posicionamiento, ofrecer una buena atención al cliente, legalizar el negocio, encargarse de todo.