Skip to main content

Consejos para utilizar Facebook Ads

Mucho se habla de la necesidad de cualquier tienda online de contar con una página de fan en Facebook como forma de iniciar las conversaciones con nuestros clientes y darle peso a nuestra presencia en Internet. Sin embargo, no todo se queda ahí: lo importante es que sea el primer paso para que visiten nuestra página web, nuestro blog, y por supuesto sepan aprovechar nuestra publicidad. Todo ello se consigue haciendo un uso inteligente de los anuncios en Facebook, conocidos en la terminología de las redes sociales como Facebook Ads.

Utilizar Facebook Ads es similar a realizar una campaña para nuestra tienda online a través de otras opciones como Google Ads: si no somos expertos en la materia, contamos con una página de ayuda en la que nos irán guiando fácilmente para que podamos aprovechar al máximo todas las posibilidades, y también para que adquiramos competencias que puedan servirnos en un futuro de cara a afrontar campañas más complejas. Podremos seleccionar un nombre, establecer nuestro presupuesto máximo (esto es, lo máximo que queramos pagar) y realizar una programación de la campaña. Asimismo, Facebook Ads nos ayuda a localizar esas variables fundamentales, como pueden ser el perfil objetivo al que vamos dirigidos, los datos demográficos de los usuarios que queremos captar, etc.

Facebook

Todos conocemos la clase de anuncios que encontramos en Facebook, por lo que es posible que ya tengamos en mente cuál queremos que sea el estilo para nuestra tienda online. Facebook Ads nos permitirá hacer pruebas y visualizar los resultados. Además, cuando ya estemos “entrados en materia” y hayamos publicado nuestros anuncios, tendremos la opción de comprobar su rendimiento y efectividad de manera clara y concreta, para que no tengamos dudas a la hora de apostar por un formato u otro o de modificar nuestras estrategias.

Como hemos comentado, para que nuestra campaña en Facebook Ads sea rentable es importante que mantengamos la misma mentalidad comercial que a la hora de crear nuestra tienda online. Tenemos que llamar la atención de los usuarios, y esto lo conseguiremos, fundamentalmente, con la base de unas imágenes llamativas y eslóganes atrayentes. Facebook, además, nos proporciona el importante aliciente de las “historias patrocinadas”: con esta clase de recomendaciones a través de nuestro círculo de amigos se consigue la retroalimentación, por una parte hacia la página de fans y por otra hacia nuestro blog o nuestra tienda online. Es cierto que Facebook cuenta con su propio lenguaje y reglas, pero su universalidad hace que se haya convertido ya en una herramienta casi imprescindible y que puede aportarnos excelentes resultados en combinación con otras actuaciones de márketing online.