Skip to main content
ecommerce-crece-latinoamerica

El ecommerce acelera en Latinoamérica alcanzando los 59.000 millones de dólares

El comercio electrónico sigue ganando dinero, usuarios y comerciantes. Este modelo de venta de artículos por internet ya ha cosechado mucho éxito en España, pero eso no significa que la idea no vaya a viajar a otros lugares del mundo. En Estados Unidos ya lleva varios años siendo uno de los métodos más utilizados para comprar online todo tipo de artículos. Y en Latinoamérica sucede algo parecido.

Son varias las personas que aseguran que el éxito de las tiendas online en América Latina está creciendo a un paso bastante grande. Las estimaciones de Euromonitor Internacional son igualmente sorprendentes: a finales del año 2015 superará los 59.000 millones de dólares en ventas. Las compras online están creciendo a un ritmo vertiginoso, por lo que esta región es también una de las más atractivas de cara a las principales empresas de los diferentes sectores.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta varios factores, idóneos para que el ecommerce tenga un buen crecimiento: mejorar la experiencia de compra, integrar buenas estrategias en cuanto a la entrega de los productos, mejorar el acceso a la tecnología y los canales móviles, y controlar el fraude. Si estos puntos se cumplen, lo más posible es que el crecimiento del comercio electrónico sea aún mayor.

Teniendo en cuenta la facturación, los mayores niveles de crecimiento corresponderían a Brasil (42%), México (18%), Argentina (12%), Chile (9%) y Colombia (5%).

Por último, mencionar un aspecto a no olvidar: el hecho de que el comercio electrónico esté aún en fase de crecimiento. Esto significa que los diferentes sectores todavía no están integrados ni familiarizados por completo con la creación de tiendas online. Será necesario más trabajo para que el éxito sea rotundo. Aunque ya se puede decir que el camino que se está siguiendo es el correcto.

La revolución del comercio electrónico ya ha llegado a buena parte de Latinoamérica. Queda poner en marcha todos los elementos necesarios para que las empresas involucradas puedan manejar bien las herramientas digitales y asegurar que sus tiendas virtuales vayan a llegar al cliente final, ayudándoles a realizar compras a distancia de una mejor manera.

No hay duda de que quedan muchos meses hasta que el ecommerce sea una realidad palpable por completo. Los primeros y segundos pasos ya se han dado, los cuales aseguran que, al menos, la gente está receptiva a este nuevo medio de compra.

¿A qué esperas para apoyar la integración del ecommerce en América Latina? Todo son ventajas que tienen que ver mucho con la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.