Skip to main content
comercio electrónico farmacia online

El siguiente desafío del comercio electrónico: farmacias online

El próximo lunes 1 de junio era la fecha elegida por la administración española para que entrase en vigor la nueva normativa que repercute en la venta online de productos farmacéuticos. No obstante, se va a posponer, si bien terminará llegando. Cuando se ponga en marcha, provocará que se abra un mercado de variadas y amplias oportunidades para crear una tienda virtual relacionada con este sector.

Hasta hoy en día, se permite vender en internet productos de parafarmacia, un segmento con un gran potencial y que en España aumenta cada día. Así, durante el pasado año, el volumen estimado de venta online de parafarmacia acumuló un valor de mercado de unos 50 millones de euros en España, muy por debajo de países como Alemania con 1.400 millones de euros y Estados Unidos de Norteamérica con 4.000 millones de dólares.

La farmaonline se erige como uno de los canales con mayor potencial de crecimiento en España. De este modo, en el presente se pueden alcanzar los 100 millones de euros, multiplicando por dos el mercado.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la farmaonline no es un negocio en internet en sí mismo. Influye la salud. Con la nueva Ley se podrá poner en marcha la venta de productos farmacéuticos online a través de la identificación de registros de farmacias y farmacéuticos. Ello supondrá mayor control sobre el sector y una mayor profesionalización por parte de los profesionales en activo.

En el comercio electrónico, se busca mucho a través de Google. Por ello, las farmacéuticas y el sector en general se plantean un desafío y una gran oportunidad para convertir esas búsquedas en potenciales ventas en internet.

Hay que recordar que la farmacia es un sector bastante omnicanal por naturaleza. La salud resulta o más importante para los seres humanos y reclaman la generación de un valor que les genere un amplio margen de confianza. En el caso de las tiendas online de farmacia, las consultas por teléfono son muy frecuentes.

Así, la farmacia ya es omnicanal. Aumentan las visitas online mensuales a las páginas web dedicadas al sector, si bien existe una diferencia amplia entre este tráfico y las ventas por internet reales. Los usuarios suelen leer los comentarios del producto en la tienda online, pero pese a ello, no siempre acaban comprando y, al final, acuden con una idea concebida en el entorno virtual hacia la farmacia física de su confianza para tomar la definitiva decisión de compra en el ecommerce. La confianza resulta vital.

Por último, en el futuro, el mundo de la farmacia online evolucionará de forma bastante lenta, con un gran potencial omnicanal y hacia la proximidad: esto es, se harán compras online, más recogidas en farmacias físicas o “de barrio” o bien con entregas en última milla con opciones de entregas en escasas horas.